El tiempo - Tutiempo.net
domingo 02 de octubre de 2022 - Edición Nº1397

Actualidad | 10 sep 2022

LA 100

El rol de los coleccionistas de figuritas: “Suelo ver muy buenas colecciones, de cosas impensadas u objetos que terminó diciéndome como no se me ocurrió”

Cada vez falta menos para el inicio de la Copa del Mundo en Qatar. Mientras tanto, como ocurre cada cuatro años, la previa es adueñada por el furor del álbum y las figuritas. La visión de aquellos que son coleccionistas.


Cada cuatro años, el Mundial de fútbol llega a nuestras vidas y nos invade de emoción, alegría y esperanza. Esta vez, la Copa del Mundo se hizo esperar hasta el mes de noviembre debido a las condiciones climáticas en Qatar que generaron este inédito cambio en la fecha de inicio. No obstante, viendo el lado positivo de la cuestión, esto puede interpretarse como “una extensión de la previa”.

En la previa solemos palpitar la llegada del Mundial, que siempre nos llena de ilusión esperando que pueda ser el año donde Argentina se haga de la copa y grite campeón. Eso genera que todo lo que tenga relación con ello, se vuelva furor. Un ejemplo de ello, es el álbum y las figuritas.

Cuando hay año de Mundial, el futbolero sabe que es inevitable pensar en la llegada del álbum y las figuritas. Esta vez, el furor por ellas ha sido tal que se ha vuelto una misión imposible conseguirlas, ya sea por una cuestión económica o de disponibilidad que dificultó la tarea para todos. Ya sean principiantes, como aficionados, e incluso coleccionistas.

Justamente, los coleccionistas son quienes tienen la mayor experiencia dentro de este campo. Claudio Conti es uno de ellos. Él se describe como padre y fanático de Boca Juniors, pero las figuritas también forman una parte importante de su vida. “Comencé a los 8 años con el álbum “Aprendé a jugar al fútbol con Diego Armando Maradona”. Lo llené con Guido, un compañero del colegio, con quién formamos una sociedad que se extendió durante toda la primaria”, cuenta sobre su primera vez. Si nos centramos en los mundiales, todo comenzó con México 1986.

Por aquel entonces, el recuerdo de Claudio sobre las figuritas de fútbol es que eran “redondas y de chapa”. Sin embargo, en sus comienzos el solía coleccionar sobre otras temáticas como: Cromy, Superamigos, el auto fantástico y Titanes en el ring, entre otros.

La otra cara de los Mundiales, el rol de los coleccionistas de figuritas: “Es un analgésico contra las miserias del día a día”

No obstante, en México ‘86, año en que Argentina conquistó su segunda Copa del Mundo, comenzó la travesía de Claudio con los cromos mundialistas aunque según él, en Italia 1990 están sus mejores recuerdos. “Aquel mundial está rodeado de una atmósfera muy especial”, recuerda sobre aquella edición, que considera haber tenido el álbum más lindo desde el punto de vista estético.

Vale recordar que esa Copa del Mundo contó con los cromos de figuras como: Diego Maradona, Carlos Valderrama, Frank Rijkkard, Lothar Matthaus, Ruud Gullit y Paolo Maldini, entre tantos.

Yendo a la actualidad, y habiendo pasado en el medio siete mundiales, la cita que se concretará en unos meses en Qatar mantiene el furor futbolístico de la sociedad Argentina, quién se ha volcado de manera intempestiva ante las figuritas que distribuye la compañía Panini.

Conti es consciente de toda la cuestión y las imposibilidades que se han generado por el desabastecimiento de ellas. Él mismo declaró que llegó al punto del hartazgo por la situación, pero reflexiona: “Soy de fomentar el tipo de colecciones porque creo que son altamente educativas. Se aprende a administrar la escasez y la abundancia. Se otorga el valor al objeto, se sopesa el valor y el deseo”.

La otra cara de los Mundiales, el rol de los coleccionistas de figuritas:

Asimismo, en contraste con lo anterior, señala que “no está bueno jugar al marketing del desabastecimiento a este nivel que estamos viendo. Porque se pasa de la escasez al mercado paralelo y se termina en lo que ya se está viendo, plantillas que vuelan por correo o usan para imprimirse las figuritas en su casa”. “Me parece una cosa aberrante e inadmisible”, sentencia.

Sin embargo, viendo el vaso medio lleno de la cuestión, Conti ve un incremento en la cantidad de coleccionistas“Suelo ver muy buenas colecciones, de cosas impensadas u objetos que terminó diciéndome como no se me ocurrió”.

La otra cara de los Mundiales, el rol de los coleccionistas de figuritas:

Por último, Claudio define a la acción de coleccionar como: “Un analgésico contra las miserias del día a día de este mundo hostil, y nunca termina. Siempre hay un lugar vacío que espera el arribo de una nueva pieza”.

menos de 75 días para el inicio de la Copa del Mundo en Qatar, queda demostrado cómo las emociones ya están jugando su partido. Pero estos encuentros, para los coleccionistas, no se juegan cada cuatro años, sino todos los días.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias