El tiempo - Tutiempo.net
jueves 22 de febrero de 2024 - Edición Nº1904

Actualidad | 29 ene 2024

TUS RADIOS

Worldcoin: de qué se trata el proyecto que paga 30 dólares por escanearte los ojos

Ideado por el creador de ChatGPT, busca poner en marcha una red global, financiera y de identidad, basada en “pruebas de humanidad” a través de datos biométricos de las personas.


Worldcoin, el polémico proyecto de identificación digital a través de datos biométricos, sigue siendo tendencia en Argentina. Ahora, en pleno verano, los singulares orbes metalizados que escanean ojos están en Pinamar, y no son pocas las personas que hacen largas filas para dejarse leer el iris a cambio de 30 dólares.

El fenómeno Worldcoin no es nuevo. La empresa creada por Sam Altman, el mismo de Open AI y ChatGPT, llegó al país a fines de 2022 y comenzó sus actividades tímidamente en el verano de 2023 en un par de ciudades de la costa bonaerense y luego en stands en eventos cripto de la ciudad de Buenos Aires.

Meses después de su desembarco en el país, la empresa de los orbes plateadas llegó a los titulares de los medios locales luego de que se empezara a correr la noticia: “Te pagan en dólares por escanearte los ojos. Así de fácil”. Y en medio de la crisis económica y una inflación anual de 3 dígitos, la gente concurrió en masa a buscar su recompensa por solo mirar unos segundos en un visor.

Worldcoin: de qué se trata el proyecto que paga 30 dólares por escanearte los ojos. (Foto: Reuters)
Worldcoin: de qué se trata el proyecto que paga 30 dólares por escanearte los ojos. (Foto: Reuters)

Durante 2023, los orbes de Worldcoin se ubicaron en stands en la Ciudad de Buenos Aires, donde se las pudo ver en lugares públicos como la costanera o a la salida de bares en Palermo, en Córdoba, Bariloche, Mar del Plata y Mendoza. Ahora, en este verano 2024, son furor en la ciudad balnearia de los pinos, playas amplias y chalets modernos.

A diferencia del año pasado, cuando había que registrarse y solicitar un turno para escanearse los ojos a cambio de unas criptomonedas por valor cercano a los 30 dólares, en Pinamar no es necesario. La gente se acerca por curiosidad o atraída por las promotoras, que garantizan el dinero a cambio de descargar la app de manera “totalmente anónima y gratuita” y sin solicitar datos personales, ni nombres”.

La operación es simple: tenés que bajar la app de Worldcoin, registrarte con un número de teléfono y ahí entonces recibirás un código QR. Luego, en uno de los puestos donde están ubicadas los orbes, este dispositivo plateado en forma de esfera realiza el escaneo ocular y genera la verificación. Es decir, crea una especie de documento único digital llamado World ID que valida la identidad de la persona como humano.

Según las promotoras, la esfera hace un reconocimiento facial. Genera un código y lo une con la aplicación. Supuestamente, no queda nada guardado y el proceso es para comprobar que cada persona lo haga una sola vez.

La propuesta parece atractiva, pero plantea interrogantes sobre la recolección y manejo de los datos obtenidos y la privacidad de los ciudadanos.

Worldcoin y la protección de los datos privados de las personas

La empresa del creador de ChatGPT argumenta que el proyecto fue creado con la idea de proporcionar una solución a los problemas emergentes del auge de la IA en la economía mundial. Y sostienen que la criptomoneda podría servir como una especie de ingreso básico universal.

Sin embargo, muchos critican la idea de vender los datos biométricos por un puñado de criptomonedas, y se preguntan cómo es el manejo de esa información obtenida, quién o quiénes tienen acceso esos datos, y advierten sobre filtraciones, robos o accesos indebidos a la base de datos.

En principio, los datos biométricos de las personas son inmutables y permiten la identificación remota de individuos sin su consentimiento, lo que podría dar lugar a posibles abusos de privacidad.

Por otra parte, hay quienes alertan sobre un posible fin del anonimato digital tal como lo conocemos: al brindarle a Worldcoin información biométrica del iris, una de las maneras más seguras de identificación para evitar fraudes pierde su efectividad.

Recordemos que los datos biométricos son únicos e inherentes a las personas (no hay dos huellas digitales, ni dos iris iguales), y no se pueden modificar o cambiar, como una clave o contraseña.

Además, al ceder esta información a una empresa privada, la privacidad y la seguridad de los datos de cada uno quedan a la merced de quienes manejan las compañías y se abre el debate jurídico sobre la cuestión al no existir una regulación al respecto.

La respuesta de Worldcoin

Así, ante la llamativa cantidad de registros en la app y las largas colas para escanearse los ojos a cambio de criptomonedas, el gobierno argentino, por intermedio de la AAPI, pidió explicaciones.

Y Worldcoin Foundation respondió. La empresa aseguró categóricamente que no divulgará esta información a terceros, excepto a aquellos involucrados o que colaboren directamente con el proyecto en el futuro.

En un comunicado, la firma declaró: “Worldcoin fue diseñado para proteger la privacidad individual, y construyó un sólido programa de privacidad. El proyecto cumple con todas las leyes y normativas que rigen el tratamiento de datos personales en los mercados en los que Worldcoin está disponible, incluida, entre otras, la Ley 25.326 de Protección de los Datos Personales de Argentina

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias