El tiempo - Tutiempo.net
jueves 08 de diciembre de 2022 - Edición Nº1464

Música | 1 oct 2022

TUS RADIOS

Guns N’ Roses en Argentina: mucho más que rock n roll

La legendaria banda de los años '90 volvió al país por sexta vez en su carrera y fue con sus dos integrantes claves, al igual que en 1992 y 1993.


Guns N’ Roses regresó a la Argentina luego de 5 años e hizo vibrar a aproximadamente 65.000 personas que acudieron al estadio Estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti del Club Atlético River Plate.

El show duró tres horas, las cuales pasaron volando mientras Axl Rose y Slash hipnotizaban al público a través de la interpretación de clásicos históricos del rock. November Rain, Don’t Cry, Sweet Child O’ Mine y Welcome to the Jungle fueron algunas de las canciones más reconocidas del extenso setlist de la banda.

Axl Rose como vocalista, Slash en guitarra, Duff McKagan en bajo, Dizzy Reed en los teclados, Richard Fortus en guitarra rítmica, Frank Ferrer en batería y Melissa Reese en los soportes de teclado fueron los responsables de llenar un estadio y revivir una nueva noche de música en un de los estadios más icónicos para llevar adelante un recital de estas magnitudes.

Axl estaba vestido con un jean roto, botas y varias remeras que fue cambiando cada dos o tres temas, hasta que promediando el concierto se puso un saco negro brillante. Su cara guarda una lejana similitud con aquel flaquito reventado de sus comienzos en Los Angeles, y lo que no arruinaron los excesos lo hizo el botox y un entretejido a la antigua.

Slash, en cambio, lució como siempre: galera negra, largo pelo enrulado y camisa desabrochada hasta el ombligo. Fue el sostén de la banda, con un solo de guitara mejor que el otro, todos con inventiva, originalidad y un sonido indiscutiblemente propio.

El show comenzó a las 21 hs, luego de una breve actuación la la banda Airbag como telonera. Iniciaron con el sonido de «It’s so easy», como primer tema. Rose arrancó con la voz muy fría, pero con el pasar de los temas fue entrando en calor. Su voz es una sombra de lo que era hace tres décadas, pero sigue convenciendo y transmitiendo con convicción.

Luego siguieron «Chinese Democracy» y «Browstone», para así darle paso al primer plato fuerte de la noche: «Welcome to the Jungle» donde el público argentino comenzó con el «pogo» descontrolado.

No faltaron canciones como «U could be mine» que fue reconocida casi al primer golpe de batería, y de pronto el estadio de iluminó con pantallas de celulares encendidas porque sus dueños estaban filmando el tema. «Thank you, gracias», dijo Axl Rose. «Recién estamos entrando en calor,» remató y presentó a Duff, que luego cantó Attitude.

Pasaron «Absurd», «High school», «Civil war» (Slash con guitarra de doble mango) y «Sorry», hasta que llegó otro de sus mayores hits, «Sweet child o’mine. Además, «los Guns» tocaron dos covers que ya tienen incorporados en su lista hace tiempo. Se trata de Live and Let Die, tema de Paul Mccartney and Wings y Knocking on Heaven’s Doors, de Bob Dylan.

Cerró este tramo poderoso otro hit, November rain, con Axl sentado al piano de cola. Guns N’ Roses es la primera banda que regresa al estadio de River Plate tras la pandemia de covid-19. También dio el punta pie inicial de lo que será una seguidilla de conciertos en el lugar los próximos meses.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias